¿En donde pierde el tiempo tu empresa?

Es necesaria la productividad en la empresa, en cada uno de nosotros, este tema siempre implicará hablar del tiempo, es muy fácil decir que los trabajadores mexicanos son de los que menos descanso tienen al año, y claro acusar al gobierno, empresarios y quien se encuentre en el paso, es más fácil pues la responsabilidad entonces cae en otro y no en quien es el verdadero responsable, cada uno de nosotros.

La siguiente lista solo es la punta del iceberg del que tenemos que tomar consciencia, no solo implica “el darme cuenta” de en que pierdo el tiempo, como empleado de una empresa, dueño del negocio o rol que juegue en ese entorno, puede incluso implicar robo a mi lugar de trabajo o al menos violar el contrato laboral por el que se recibe una remuneración, puede que no llegue a los tribunales, pero el ejemplo de mediocridad en el entorno personal, ese si será directamente proporcional a mi calidad de vida:

En Internet

Redes sociales. Tener un perfil en la red que sea de mi agrado claro que no es delito ni problema, utilizarlo en mis horarios de trabajo, ese si es un problema y mientras más lo hago, más problema, incluso delito. Compartir con los amigos esta bien, siempre y cuando lo haga en mi tiempo y no en el del negocio, probablemente se piense “solo es un minuto”, si a esto le sumamos la distracción y tiempo de recuperación de la concentración, ya no fue un minuto. Por otro lado, si es correcto, ¿porque esconderse del jefe o del que me rodea al hacerlo?, la respuesta es sencilla, se sabe que esta mal.

Correos electrónicos. Actualmente mucha de nuestra información es electrónica, es cierto, y por supuesto el uso del correo electrónico es base fundamental para el intercambio de datos, sin embargo estar pendiente todo el día de cada correo que llega, no solo le genera un estrés innecesario a la persona, sino que se vuelve un distractor constante y si sumamos la serie de correos personales que contesto en los horarios del trabajo, el resultado es que soy poco productivo y hasta quiero cobrar horas extra por “el exceso” de trabajo que tengo.

Navegar en internet. Son muy específicos los trabajos que requieren que estemos navegando por internet, si usted amigo lector tiene uno de estos, únicamente habrá que determinar los horarios y resultados que se buscan para cumplirlos, en caso de no tener uno de estos trabajos, entonces, navegar en la red se vuelve un problema de productividad, porque estoy en todo, menos donde debo.

En vivo

El cafecito matutino. Desayunar es un hábito que todos debemos obtener, de aquí se derivan muchos de los males que ahora aquejan a la población, hacerlo deberá ser en casa o fuera de horarios laborales, así como tenemos la imagen del burócrata que se desayuna con calma en frente del publico a quien tiene que atender sin inmutarse, esa deberá ser la imagen propia de incurrir en esta actividad.

El chisme del día. Saludarse y saber como esta la persona que estimamos, es un muy buen indicador del ambiente laboral sano, pasarse el tiempo en el chisme como tal, dispersa nuestro enfoque y nos hace muy inefectivos, los errores se presentaran comúnmente y de ahí la serie de problemas derivados.

El invitado “inesperado”. Aceptar citas inesperadas, sobre todo si es el compadre o el amigo (a) nos quita enormidades de tiempo y nos acostumbra a ser muy poco efectivos, tenemos que aprender a llevar una agenda impecable, cumplirla nos hará ser más efectivos, sentirnos mejor con nuestro trabajo y por supuesto cosechar muy buenos frutos de nuestro trabajo.

Cada uno de nosotros tiene que construir sus estándares de desempeño y por supuesto, cada uno tenemos la responsabilidad de cumplirlos, la recompensa de hacerlo se reflejara en nuestro entorno conforme pase el tiempo, del mismo modo en que no lo haga, no quejarnos al paso del tiempo, pues hoy siembro lo que cosechare y en el futuro de cada uno de nosotros no hay responsables, más uno mismo.

Recuerda que si requieres crecer tu empresa, crea una, nos encontramos a tus ordenes, en la Cdmx tel. 55 7025 2026, en Querétaro 442 213 3640.

Solicita información o una cita. o sesión gratuita de diagnostico empresarial. Podrás definir algunas de las razones del porque no se alcanzan los objetivos deseados. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *