Resuelve tu vida, que la empresa se resuelve de ahí sola.

Si otra persona puede hacerte feliz e infeliz, no eres un amo, sino un esclavo.

“…los demás son tus dueños;
eres tan sólo un esclavo.
Tu mujer lo sabe,
tu hijo lo sabe,
tu padre lo sabe,
tus amigos lo saben,
que puedes ser traído y llevado.
Se te puede alterar,
se te puede hacer feliz e infeliz.
Si otra persona puede hacerte feliz e infeliz,
no eres un amo,
sino un esclavo.
El otro te tiene en su poder.
Con un simple gesto
te puede hacer desgraciado;
con una pequeña sonrisa
te puede hacer feliz”.

Recientemente un cliente se despidió de mi de una manera que podríamos llamarle grosera, estábamos en un restaurante en una sesión de consultoría. La reflexión de arriba tiene todo un sentido a propósito. Cuando veo emprendedores, empresarios y los veo problematizados con sus empresas, basta con observar un poco de su vida cotidiana para darme cuenta del verdadero problema, de las cosas que hay que ayudar a arreglar. Lo lindo es que no es un proceso, un formato de venta o algo administrativo, es la vida del mismísimo empresario. ¿Podría a caso tomarlo a personal, cuando veo la raíz del problema? Por supuesto que no. Eso no quiere decir que no sienta en el momento, pero de la vida del consultor y sus modos de asimilar trataré en otro momento, porque también es parte del desarrollo de nuestra empresa.

Cuando estuve en la empresa mencionada, como muchas en este país su domicilio era una casa común y corriente, la sala era usada por el equipo administrativo y en el centro el lugar donde despacha el dueño, frente a todos los escritorios sin divisiones entre ellos, pasaba el personal de producción, las habitaciones se usaban como bodegas “no había límites”. Una fortuna de nuestro trabajo es que hurgamos en la vida personal de todos nuestros clientes, estamos convencidos de que si arreglamos la vida del cliente, la empresa se resuelve en automático. Al tratar la vida del empresario en cuestión, encontré que en sus relaciones personales tampoco existían limites, todo mundo lo abordaba a cualquier horario, le piden favores que le implican gastos de diferentes recursos y por supuesto por no ser una “mala persona” accede. Esto no es una historia aislada, es para nosotros como asociación común escuchar y ver esto; si pudiéramos darte nuestro punto de vista, sería: Revisa los problemas de tu vida cotidiana, el como te relacionas con los demás, urge a solucionarlos, la mejor consultoría que podrías tomar es aquella que te ayude a que tú te vivas como mejor persona, en trayectoria, acciones y actitud. Si lo haces de manera adecuada, ten por seguro que los problemas de la empresa se reducirán a temas de procedimiento en áreas especificas fáciles de resolver con técnica ya probadas. En fin, espero tomes en cuenta este articulo para mejorar tú vida y empresa, nosotros nos encontramos a tus ordenes para dar soporte a tus decisiones y mejorar tu actividad empresarial, tenemos herramientas y materiales basados en psicología y combinados con técnicas administrativas para ello. Toma una decisión, Solicita información o una cita. Te esperamos.

Teléfono en Cdmx 7025 2026

Querétaro 213 3640

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *